Buen Domingo a tod@s:

 Vamos a ver, leo muchos comentarios que hablan de "secta" o de una especie de lugar lapidario para trabajar ... Ni tanto, ni tan poco.

  Antes de abandonar mi actividad sindical he podido ver que las relaciones en Hermosilla - con los representantes de recursos humanos - son fluidas, mucho mas que en tienda y he podido constatar que hay un cierto divorcio entre lo que se pretende en Hermosilla y lo que realmente ocurre en los centros. Lo de los reinos de taifas parece que no se ha eliminado del todo del imaginario español. 800 años de historia pesan demasiado.

  Pero, a lo que voy: Aquí no se obliga a quedarse a nadie, en todo caso manda la necesidad de un curro mas o menos estable por encima de otras consideraciones, pero de nuestra necesidad no podemos culpar al gerente de turno. O al jefe - jefecillo. Somos mayorcitos para saber cuáles son nuestras prioridades y, al menos en mi caso, lejos de culpar a otros de mis miedos o mis incertidumbres personales, procuro buscar aquéllos puntos que sería deseable se modificasen.

  Como veis no tengo terrores conspiranoicos ¿ Para qué ? Firmo con mi nombre en este espacio tan ¿ inadecuado ? y cualquier jefe de personal, sindical o de lo que sea, puede rastrearme con facilidad ¿ Pasa algo ? Aparentemente no, lo que quiere decir que muchos de esos miedos que tenemos son infundados. Somos nosotros mismos los que generamos gran parte del mal ambiente de trabajo del que nos quejamos ya que nos resulta menos comprometedor cuchichear que exponer nuestras quejas o inquietudes en voz alta. En ese punto nos falta mucho compromiso y nos resulta mas cómodo refugiarnos a la espera de que venga alguien o pase algo que nos satisfaga en nuestras aspiraciones.

  Hay que sacudirse los miedos,  ni la empresa es una fiera mitológica ni los jefes son invulnerables ante el ataque de la ley. 

  Cuánto mas conscientes seamos de que la Empresa es un lugar al que venimos a trabajar sin renunciar a ser personas con derechos y deberes, mas constructivos seremos. Si somos capaces de expresarnos y hacernos oír con coherencia y conocimiento, estoy seguro de que nos escucharán en algún lado. No, no estamos en una secta, yo, al menos, cuando entré solo firmé un contrato de trabajo que me vincula para realizar un trabajo honesto y responsable a cambio de un salario, nada más y nada menos.

  Tenemos que aprender a ser ciudadanos en la Europa del siglo XXI ... y la empresa, también, ya lo sé.

 

  

Visitas: 646

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de El Corte ingles: El triangulo de las Bermudas para añadir comentarios!

Participar en El Corte ingles: El triangulo de las Bermudas

Red social para empleados de El Corte Ingles para compartir información y solucionar sus dudas. Web no relacionada con la empresa.

© 2018   Creado por Peter Panecillo.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio